Cuatro leyes de la espiritualidad

En la INDIA se enseñan las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”

La primera dice: “La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice: “Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa hubiera sucedido otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice: “En cualquier momento que comience es el momento correcto”. Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última: “Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia. Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegó a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado

Lo que nunca me gusto decirte

Hay amores pasados que te hacen pensar lo siguiente…

Y si en otro momento, en otro lugar, en otras circunstancias.

¿Hubiera salido bien?

Eso significa que contemplas ese amor en otro lugar, en otra situación, en otro momento, pero no con otra persona. Esto es para ti y no te lo vas a creer pero si, a pesar de todo y de todos quiero que sepas algunas cosas.

Primero, quiero que sepas que me giro cuando te das la vuelta para irte, que te miro cuando tú no miras, que sé que me buscas cuando te estás quedando dormido, que me encanta hacerte reír y reírme contigo, que te admiro desde que te conocí y que me iría a cualquier parte contigo, que no besarte es casi imposible, que quiero gritar tu nombre en medio de una gran vía, dime a donde y hago las maletas, pero dímelo… Quiero que sepas, que digas lo que digas, pienses lo que pienses eres y serás tú, una vez me dijiste que te enoja no ser suficiente y quiero que sepas que eres más de lo que imagine, que lograste hacer de un bloque de hielo, una persona que en sus momentos favoritos se los da obvio contigo..

Bueno ya me entiendes, todo lo que tú y yo sabemos y nadie se imagina, que no me hace falta más de un minuto para hacértelo saber y está frase que me encanta

No se necesita una eternidad para que sea inolvidable pero mientras llega esa eternidad te dire las palabras que nunca me gustaron decir… y que nadie se de cuenta pero que todo mundo se entere….

Te amo

No te enamores de una mujer que…

Jamás te enamores de una mujer que ama a los perros con locura…

Porque está loca,  y no es broma…

Ella cree en el amor verdadero y no renuncia a eso.

Ella sabe que cuando vuelve a casa después de un duro día hay un amor incondicional que la recibe con felicidad y la besa efusivamente. Ella está convencida que un paseo al aire libre un día de sol, o bajo la lluvia, es  alegría.

Cree firmemente que, como los lobos en la manada, su compañero puede amarla y protegerla visceralmente, siempre. Ella adora escuchar los sonidos del silencio con la respiración de su perro como única música… Y buscará lo mismo.

Ella puede enseñarte como encontrar la paz en una simple caricia, en una mirada cómplice. Siente que la fidelidad no es un peso, sino algo natural, lógico y sobreentendido.

No te enamores de una mujer que ama a los perros con locura, entiende cuando algo no está bien antes de decirlo, por su sexto sentido pero más por su extrema sensibilidad.

Puede ser dulce como un cachorro y combativa como una loba… Ha descubierto sentimientos en sus perros amados que le recuerdan los cuentos que leía de chica, de tan nobles e ideales… Y pretende encontrarlos en un hombre.

Esa mujer está loca y puede correr poniendo en riesgo su integridad por esos animales que ama.

Puede reír de la nada y conversar en la comunión de las miradas a la hora de la siesta.

No te enamores de una mujer así porque sabe sobre la reciprocidad, la nobleza, la entrega, el estar en las buenas y las malas, el sentimiento puesto en demostraciones sin límites o en largas quietudes.

Siempre será un poco ridícula, desaforada, vehemente, no le importarán los pelitos en su ropa oscura, serán para ella trofeos y motivo de orgullo, llorará a mares cuando su perro se vaya y deberás respetar su duelo.

Priorizará el bienestar de sus hijos peludos al momento de las vacaciones.

Tendrá en sus perfiles y teléfonos un 99 % de fotos de su pequeño… Y quizás ninguna tuya.

Su intensidad hace que si te enamoras no puedas olvidarla, aún dejándola, tiene alma de madre aunque no lo sea, tiene un instinto de protección feroz.

Pedirá todo porque amando da todo.

Ha aprendido a amar en un presente perfecto, porque así es el vínculo que la une a su perro.

No te enamores de una mujer así.

Su locura es una enfermedad transmisible, y si con suerte no eres inmune… terminarás contagiándote

QUIERO HACER NADA CONTIGO

Me he cuestionado tanto tiempo, que significa no hacer nada, al punto de llenar una agenda con cosas por hacer, anotando lugares a donde me gustaría ir contigo, solo para hacer algo para estar más tiempo tomada de tu mano, pero, realmente ¿estoy bien?

Solo cuando entiendes y aprecias el no hacer nada, todo se da solo, hace un tiempo escuche que la felicidad se producía cuando ibas a hacer algo que realmente te encantaba pero no en ese momento como tal, si no en el anterior porque lo que ibas a hacer luego, lo amarías y en ese preciso momento de antes, eres libre…

Un sabio dijo, si vienes a las 4 de la tarde, desde las 3 yo soy feliz…

25395578_10215776619754205_270964991_n

Pero te imaginas qué pasaría si todas esas actividades que nos gustan hacer fueran, no hacer nada, siempre tendríamos una gran felicidad porque siempre podemos hacer esa nada.

Hoy llamo nada a estar conmigo misma, a estar contigo, estar juntos, un atardecer, a respirar, a pasear por un parque, a dejar volar la imaginación, un beso,a cambiar.

Llamo nada a esto..!!

Bienvenidos

hola mi nombre es Amairan, soy una persona de veintialgo de años y les voy a compartir un poco sobre mi y lo que me gusta…

Aveces, cuando quiero escribir, comienzo por una frase, que dos segundos después odio y termino por borrar.
Me veo los dedos, cómo bailan; las letras que aparecen en el fondo blanco, temerosas de morir ante mi indecisión; y hago como que escribo y finjo que toco el piano al ritmo de la canción que estoy escuchando. En momentos así me gustaría fumar pero se consumiría solo sin saber si a sido probado, como todo va y viene, varias voces suenan al mismo tiempo en mi cabeza, pero aún ninguna ha ganado.

¿Quién soy? ¿Dónde estoy? ¿A dónde voy?25360078_10215755333902072_1844151852_n

Lo único que sé con seguridad respecto a esas tres preguntas, es que riman…!!! 
Soy y escribo, a veces río, otras no. Tengo goteras en los ojos, palmas en las manos, grito, corro, salto y no vuelo.
No sé mucho de la vida, es más, no sé casi nada; me gusta vivir como los niños que descubren hasta lo más pequeño encontrándolo asombroso.
He llorado ante el vuelo de un ave, me indigna el hombre y su falta de humanidad, no me gusta causar daños, bailo sin música, y me enamoro una vez al año.
Me gusta leer, pero me mareo, sufro de insomnio y suelo soñar despierta.
Amo la lluvia, el arcoíris es mío y me baño hasta los domingos.

No sé a dónde voy y no me preocupa, me gusta vivir la vida como los niños, y espero me acompañes a descubrir ese mundo

Dejar ir

Si no te llena, déjalo ir.

Si no puede volar contigo, déjalo ir.

Si no camina contigo, déjalo ir.

Si no te quiere, dejarlo ir.

No ates a ti, a una persona que no quiere estar contigo porque no le llenas

No te aferres a alguien que puede volar solo, o mejor dicho, puede volar sin ti

Porque tu afán de tener a un ave que goza de su libertad, porque enjaularla en tus brazos, quien te da ese derecho.

En el momento en que detienes a esa persona, ya has dejado de quererle y se vuelve obsesión y solo te engañas, te ciegas aferrándote una y mil veces, que solo contigo estará bien

¿Tan grande es tu miedo a esa soledad que te cuesta soltar una mano?

Solo déjalo ir, aprende a vivir, a soñar solo porque esa persona lo puede hacer sin ti esa persona no te necesita

Despréndete de lo que te hace daño y a lo que le haces daño, duele, pero a la larga todo sana y mejora.